miércoles, 8 de julio de 2009

La Amortajada de Maria Luisa Bombal

Colegio Santa Lucía
Profesor responsable: Srta. Angélica Barrón M.
Equipo participante: Gabriela Leiva, Karen Garrido, Karen Saez
Obra: “La Amortajada”
Título del ensayo: La Amortajada, una novela de María Luisa Bombal
Número de palabras: 1674.



















La Amortajada
Una novela de María Luisa Bombal

Esta obra de esta escritora Latinoamericana por ser una novela de tipo subjetivo tiene algunas apreciaciones personales o tiende a enfocarse sobre lo que dice o piensa el personaje cuenta con una personalidad única y sobresaliente.
Nuestro personaje principal: La Amortajada de nombre Ana María, es una mujer de coraje, de pensamientos profundos y de una voluntad inquebrantable, a quien no le importa ni la muerte y que se impone sin importarle las consecuencias que esto le puede traer.
Ya que hemos hablado del tipo subjetivo de nuestra novela queremos mencionar algo importante sobre nuestra autora, es una escritora con solo 2 nivelas y varios cuentos conquistó en breve un lugar de privilegio en un vasto ámbito, por la real trascendencia de su valiosa labor en las letras.
El libro nos parece emocionante e interesante de aquellos que hacen pensar y aflorar sentimientos no se encuentra completamente en primera persona pero gran parte, personaje omnipresente y omnisciente de La novela, por quien en primera persona conocemos ciertos eventos de su vida.
Queremos explicar con nuestras propias palabras trozos extraídos del texto para poder basar y apoyar nuestra labor en estos y por supuesto mencionar cada uno de Los personajes con sus características y participación.
Partiremos relatando que nuestro personaje quien llamaremos a lo largo del ensayo “LA AMORTAJADA”
Llevaba por nombre Ana María, para su marido quien se llamaba Fernando, La Amortajada, su mujer era inteligente, sensible y llena de instinto.
La Amortajada no había sido una mujer sido una mujer muy religiosa en su vida, y a través de toda La novela podemos apreciarla claramente como una mujer extremadamente liberal sin tiempo para la iglesia:
Para apoyar nuestro pensamiento recurriendo a ella quien nos dice en el texto. “A todos afligió La indiferencia con que hice mi primera comunión”[i]
Como le dijera una vez al sacerdote, que comenzó su vida haciendo su primera comunión con “indiferencia” como ella misma nos hizo saber con su frase.
Otro incidente importante para la novela y la identificación de este personaje principal, es que ella se suicido con una droga para dormir llamada Veronal.
Ella apareció muerta al lado de su marido en la cama.
A través del padre de la Amortajada es que nosotros podemos conocer su nombre, interviene muy poco en la narración de la novela, pero es un personaje muy útil en nuestra lectura:
“Un anciano viene a sentarse junto a ella…”
“Ana María, te acuerdas de tu madre…” [ii]
El padre le recuerda a su medre que ella perdió desde su infancia (muy niña), y ya casi no se acordaba de ella, o guardaba muy pocos recuerdos válidos de ella.
Es más, según el texto el padre una vez le pregunto en vida si ella se acordaba de su madre y porque la quería y nuestro personaje le contesto:
“Porque llevaba siempre un velito atado alrededor del sombrero y tenia tan rico olor”.[iii]
La Amortajada también tenia una hermana cuyo nombre era: Alicia, ésta pensaba que la vida es un “valle de lagrimas” [iv]
Alicia y la Amortajada se criaron en un colegio católico. Alicia era muy religiosa, tanto que hasta rezaba el rosario cuando niña.
En cambio, La Amortajada revela que ella no es muy creyente y que por el contrario de su hermana ella se la pasaba haciendo travesuras en aquel colegio, confirmemos esto en las palabras de propia Amortajada:
“Ya en el convento en que nos educamos, cuando Sor Marta apagaba las luces del largo dormitorio y mientras, infatigable, tu completabas las 2 ultimas decenas del rosario con la frente hundida en la almohada, yo me escurría de puntillas hacia la ventana del cuarto de baño prefería asechar a los recién casados de la quinta vecina” [v]
Ahora en este recorrido por escenas por escenas, frases y personajes queremos referirnos a uno muy importante Fernando, su esposo, quien la encontró yaciendo junto a él, muerta en el lecho.
Ella alegaba que su marido Fernando solo La escuchaba a ella como su confidente, pero no le contestaba nada, como si la ignorara.
Cuando este personaje se presenta frente al cajón de su esposa ya fallecida fue la única vez que le confesó, algo, aunque fue demasiado tarde, porque ella ya no podía contestar a sus palabras, esas palabras que ella esperó demasiado. El diálogo que sostuvo frente al cuerpo de su esposa muerta esposa fue impresionante y revelador:
“.No parecía triste ni deprimida, ninguna rareza aparente tampoco. De vez en cuando, sin embargo, recuerdo haberla Aún no logro explicarme el porqué de su resolución sorprendido mirándome fijamente como si me estuviera viendo por primera vez me dejó.
¡Qué me importa que no fuera para seguir a un amante! Me dejó. El amor se me a escurrido, se me escurría siempre, como se escurre el agua de entre dos manos cerradas” [vi].
Pero aparte de la familia de la Amortaja hay más personajes no muy importantes a lo largo de la obra pero que también integraremos para hacer mas completo el recorrido de la novela.
Por ejemplo, Zoila Amiga de la Amortajada, una de las personas que se encuentra cerca del ataúd mientras ella, medita acerca de la gente que La acude haber. Esta era una amiga íntima, una especie de consejera que formaba parte muy importante en su vida y en muchas ocasiones de esta, Zoila La socorría y la ayudaba en lo que necesitaba. Integremos a Ricardo quien era un joven que había amado mucho a La Amortajada durante su juventud, éste era primo de ella.
Como nos vamos a olvidar de alguien tan importante para La Amortajada como su hijo llamado Alberto quien era celoso en demasía con su esposa:
Ella se encontraba medio molesta con él porque pensaba que este hijo suyo era medio loco o que estaba mal de la cabeza, la esposa del muchacho llamada María Griselda era muy, muy hermosa y a lo mejor en parte, por ello sufría de los celos enfermizos de Alberto el hijo de la Amortajada.; historia, que, por lo demás se nos cuenta en extenso en un cuento de la misma escritora.
Por su parte Beatriz era amiga de la hija de Ana María, cantaba en la casa, y entretenía al matrimonio en ratos libres, La Amortajada pensaba que la atención de Fernando a la cantante le quitaba tiempo para estar con su marido.
Fred era uno de los hijos de La Amortajada, era el que ella describía como un niño curioso y medio travieso, el tenía un sentido que lo vinculaba con “La tierra y lo Secreto”.
Un personaje muy importante fue el sacerdote llamado el Padre Carlos él representaba la religión católica y siempre estaba invitando a La Amortajada a la Iglesia, a ir a misa y participar de las diversas fiestas y celebraciones religiosas, ella nunca le hizo caso y él en el camino de La Amortajada al cementerio pronunció estas palabras:
“Ese Dios del que empecinaste en vivir apartada”[vii].
El concepto del pecado es un concepto religioso y es común en diversas religiones cristianas y no cristianas. Esta novela contiene muchos elementos que hacen referencia directa e indirecta a la religión y por consecuencia al pecado. La Amortajada nos revela que elle no era muy apegada a la religión y por ende estaba cercada o unida al “pecado” y ella estaba conciente de esto.
No hay que olvidar que los conceptos e ideas se desprenden de una mujer muerta que esta conciente de todo lo que esta sucediendo a su alrededor y que puede pensar cosas y analizar su vida pasada y además espera irse a un lugar oscuro, pero sin embargo la religión católica no enseña que los muertos vagan o están entre la muerte y el más allá o estado intermedio.
Según la gente del pueblo o las personas cercanas o que conocían a La Amortajada sabían que ella no se destacaba en absoluto por ser apegada a la religión, el padre Carlos representa la religión y aunque está presente en el cortejo fúnebre no debemos olvidar que ella había rechazado todo aquello en vida:
“…Dije que no me importaría en absoluto no ir al cielo porque me parecía un lugar bastante aburrido”.[viii]
Considerada en pecado mortal, La Amortajada o Ana María consumo su acto con su suicidio, y todos los actos, conflictos o discursos existentes en la obra tienden a girar en torno al problema del pecado, del rechazo a la religión, y de los problemas de esta singular y tan especial mujer que sólo vinimos a conocer más a fondo desde su mortaja. Pero a su vez Ana María o La Amortajada parece una mujer nerviosa, acomplejada y enfermiza que como punto final toma la decisión propia de morir.
No queda claro el asunto de si se suicido o no, o si por causa de una larga enfermedad esta mujer se quitó la vida, como si ella estuviese adelantando algo que ya era inevitable. De todos modos, el tema del pecado se manifiesta de manera directa e indirecta.
Esta es la novela de una mujer que se suicida y que elle está esperando que la lleven al infierno porque relata que algo o alguien se la lleve para un lugar oscuro.
Pues según la creencia popular de muchos, el infierno es un lugar oscuro que está ubicado en el centro de la Tierra.
Para finalizar queremos acudir a uno de los trozos finales de su historia:
“Y alguien, algo atrajo a La Amortajada hacia el suelo otoñal. Y así fue como empezó a descender, fango abajo, por entre las raíces encrespadas de los árboles. Por entre las madrigueras donde pequeños y tímidos animales respiran acurrucados, cayendo a ratos, en blandos pozos de helada baba del diablo”.[ix]
Este descenso hacia el fondo de la tierra es el resultado del pecado, que la arrastró hacia lo más profundo del abismo. Nosotros pudimos llegar luego de leer esta obra a la conclusión que es una obra muy interesante, accesible y que se lee en un corto tiempo, su lectura es bastante entretenida y aunque nuestro grupo está conciente de que el relato es ficticio el conflicto planteado por la autora es algo que plantea muchas interrogantes en nosotras.







BIBLIOGRAFÍA
Bombal, María Luisa “La Amortajada” Editorial Zigzag, 1962, Santiago, 2ª
[i] Bombal, “La Amortajada”, pág. 49.
[ii] Bombal, Op. Cit. Pág. 45.
[iii] Bombal, Op. Cit. Pág 46.
[iv] Bombal, Op. Cit. Pág. 50.
[v] Bombal, Op. Cit. Pág. 48.
[vi] Ibid. Págs. 58 – 59.
[vii] Ibidem . pág. 119
[viii] Bombal, op. Cit. Pág. 121
[ix] Bombal Idem. Pág. 130

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada